Yangon, ciudad de sangre sueños y oro

shwedagon pagoda_foto de noche_Yangon

Cuando llegas a Yangon, la ciudad más avanzada de Myanmar, te das cuenta que acabas de retroceder 60 años en el tiempo y el avión en el que has llegado se ha convertido en el Delorean de aquella mítica película. Andas por la calle y la gente mira con curiosidad como pensando “quien es ese blanquito que pasa por aquí”.

Pues bien, Yangon es la ciudad más grande y habitada del País, y aunque por su actividad lo parezca, lo cierto es que actualmente no es la capital de Myanmar.

Aterrizando en Yangon

La primera anécdota que nos ocurrió en el viaje fue nada más llegar. Aun estábamos acostumbrándonos  a la ciudad, a su particular olor e intentando no perdernos. Caminábamos sin rumbo fijo buscando el centro y un lugar donde cenar algo cuando en el camino nos cruzamos con un padre acompañado de su hijo de no más de 3 o 4 años que, como todos a esa edad, no estaba por la labor de obedecer a su afanado padre al cual no se le ocurrió nada mejor para distraerlo que mirarnos y señalarnos con el dedo, mientras le decía al pequeño algo así como… ” mira quien viene por ahí!!” No hablo Birmano pero sin duda la expresión de sorpresa del niño y la forma en que nos señaló su padre, no deja lugar a dudas, decían “GUIRIS!!”. Ante esto solo se te ocurre una cosa, pones tu mejor sonrisa y cual estrella de Hollywood saludas al pequeño que no aparta la mirada, ni la expresión de asombro, ni un segundo. Pues esto fue solo para empezar.

Yangon _callesContinuamos con nuestro paseo de reconocimiento, y otra de las cosas que en seguida capto nuestra atención es el criminal tráfico que azota toda la ciudad. En Yangon están prohibidas las motos, así que veras una ciudad atestada de coches con atascos constantes donde el desplazamiento se hace difícil.

 

Como curiosidad debéis saber que fue uno de los generales que dirige el país el que prohibió el uso de la moto en la ciudad con la intención de evitar posibles atentados, parece ser que se sienten más seguros sin motos terroristas por las calles.

En general Yangon es una ciudad caótica con mucho tráfico, y poco acondicionada para andar por ella. Las aceras están rotas y en general bastante descuidadas, así que hay que andar con cuidado por donde se anda.

Descubriendo la ciudad

En todo Yangon fluye la actividad y las zonas comerciales más céntricas están llenas de comercios y puestos de todo tipo, que inundan las aceras. Por lo que entre el estado de las aceras, los puestos que se comen casi todo el espacio para pasar y el inmenso tráfico de la ciudad, moverte por allí es casi una misión imposible y toda una aventura. En más de una ocasión nos vimos llevados con la masa de gente sin apenas poder parar.

En todos esos puestecillos y tiendas encuentras cosas de lo más dispar. Puestos que venden recambios para ventiladores, donde puedes encontrar casi cualquier pieza que puedas necesitar, Otros dedicados a baterías, y en general cualquier cosa que puedas imaginar, y es que en Yangon se arregla todo.

Pero si mirar al suelo es peculiar, no os podéis perder hacerlo a las fachadas de los edificios,  donde la arquitectura colonial apreciable en todo el centro de la ciudad es aun visible tras la capa de suciedad y decadencia en general de la ciudad. Hermosos edificios medio en ruinas y destartalados conviven con modernas construcciones. Es una pena que poco a poco este desapareciendo el centro de la ciudad por una política urbanística inexistente y mal gestionada. Aun así es maravilloso ver las fachadas y pasear por sus calles de otro siglo.

Que ver en Yangon

  1. El monumento más emblemático de la ciudad es la Shwedagon Pagoda, y creerme que solo por verla merece la pena ir allí. La edificación es increíble, siendo uno de los centros de peregrinación más importante del budismo. Cuando lo shwedagon pagoda_interior_edificios de dentro_Yangonveas lo entenderás no tengo palabras para describirlo es majestuoso y espectacular,
    tanto de día como de noche, además de la estampa más fotografiada puesto que casi desde cualquier punto de la ciudad se puede fotografiar su cúpula. Puedes rodear la estupa y disfrutar en el paseo de la arquitectura increíble de los templos y edificios que la
    rodean. Si llueve hazlo por la esterilla verde, ya que el suelo es de mármol y resbala mucho. La visita hay que hacerla completamente descalzo, no valen calcetines, ni aquí ni en ningún templo del país. Dejate envolver por el aire que se respira alli.
  2. Otra de las pagodas mas importantes de Yangon es la Sule Pagoda, principalmente por su ubicación justo al lado del ayuntamiento, es difícil no verla. La mejor foto la sacamos desde un puente peatonal que hay en la avenida *** que baja directamente a la pagoda. También desde el parque que hay justo enfrente, la foto es muy bonita.
  3. El mercado de los escoceses es otra de las paradas obligadas en una visita a la ciudad. Miles de puestos donde comprar toda la artesanía del país. Asi que si llegas a Yangon después de haber recorrido otras de sus ciudades y te faltan cosas que comprar, aquí encontraras exactamente lo mismo, con una ventaja, hay que regatear menos. Los precios de entrada son mas bajos y puedes regatear un 20%-30% aprox. No aceptan más rebaja. Por lo que aquí te garantizas que compras a un buen precio.
  4. Otras de las atracciones de la ciudad es ir a la estación de Tren, edificio de estilo colonial, y coger el que da la vuelta a la ciudad, es una manera de acerté una idea lo que es Yangon fuera del nucleo mas turístico.
  5. Fuera de esto lo que puedas ver en la ciudad, no es mucho mas, en el parque**** esta la barcaza real convertida hoy en un restaurante con espectáculo tradicional. Pero poca mas.

Recomendaciones sobre Yangon

Como recomendación gracias al Tripadvisor encontramos un pequeño local donde sirven el mejor tofu frito y la mejor sopa de noodles de la ciudad..ummmm!!! el 999 Shan Noodle House, un clásico para cualquier turista que visite la ciudad, no te lo puedes perder, por menos de 2€ comes expectacular.

noodles soup_tofu frito_yangon_999 noodle shannoodles soup_yangon_999

 

Una cosa aunque ya lo avisamos en otro post sobre el país. Los horarios del país no son como en el resto de países asiáticos. La actividad comercial termina a las 18:00, y a partir de las 20:00h será difícil encontrar un sitio donde cenar a no se que vayas a algún restaurante occidental, que aunque todavía no hay muchos ya empieza haber alguna opción, eso si a precios occidentales también.

Para moverte por la ciudad no os compliquéis, los taxis son económicos y hay cientos. Por 2000 Kyat (en torno a 1,5 euros) puedes ir a las principales atracciones, sobre todo si tu tiempo es limitado. También se puede hacer andando pero las distancias son largas y a veces las aceras terminan en zonas intransitables.

 

No es la ciudad más impresionante pero si respira un aire peculiar, solo por dar un paseo y conocer la Shwedagon Pagoda merece la pena ir, y por probar los deliciosos noodles del 999…ummmmm.

Que mejor manera de acabar que citando al escritor Pablo Neruda, que despues de pasar una temporada Yangon escribió Una ciudad de sangre, sueños y oro. Quizas no iba desencaminado en su apreciación.

CC BY-NC-SA 4.0 Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *